lunes, 19 de octubre de 2009

Parque V Centenario

COMUNICADO IULV-CA SOBRE EL ESTADO DEL PARQUE
“V CENTENARIO”

Por todos es sabida la paralización de las obras que culminen finalmente con la inauguración del Parque del V Centenario, pero lo que se viene a poner de manifiesto en esta ocasión es la dejadez por parte de las autoridades pertinentes locales del solar que acogerá finalmente al mismo parque.

El solar se ha convertido en una escombrera en la cual podemos observar los restos de la fiesta pirotécnica que pusieron fin a la pasada Feria y Fiestas de Nuestra Señora de Consolación. Pero ahí no paran las cosas ya que junto a los escombros aparece un herbazal que propicia sin duda alguna la aparición de focos infecciosos o de animales indeseables tales como ratas o cucarachas, las cuales se ven atraídas hasta este solar gracias al alimento que encuentran en este enclave.

En cuanto al estado de los naranjos, es penoso ver como tan extenso terreno presenta un estado deplorable de los ejemplares existentes en el solar citado. Naranjos que evidencian enfermedades, de copas desprovistas de hojas, así como la presencia de árboles totalmente secos y desprovistos de cualquier rama o tono verde que evidenciase la más mínima presencia de follaje.

Cabe también destacar que algunos árboles no es que estén enfermos por el ataque de insectos, sino que sus hojas en algunos casos evidencian haber sido expuestas a la pólvora resultante de la quema de la misma como consecuencia de la celebración de los citados fuegos de artificio en el enclave que nos ocupa.

El terreno habilitado para la creación del citado parque muestra a tenor de lo expuesto anteriormente una dejadez total del mismo, en el que sin duda alguna y si todo sigue por los cauces que lleva la magna obra, hará falta más dinero en la limpieza y adecuación del parterre que en la creación del parque en sí mismo.

A expensas de lo expuesto anteriormente, datos negativos y a mejorar sin duda alguna, la creación del Parque del V Centenario debe dar solución principalmente a dos necesidades de la ciudadanía:

Ser un lugar de ocio y esparcimiento para el ciudadano

Que no suponga un coste adicional para el bolsillo del contribuyente el mantenimiento del mismo.


Desde IULV-CA Utrera exigimos el pronto aclimatamiento del solar por parte de las autoridades pertinentes en el gobierno local, esperando que el citado lugar no se convierta en una indeseable escombrera y un foco de infecciones.


INFORME TECNICO SOBRE LA SITUACIÓN DEL PARQUE


En este informe técnico se pone de manifiesto el grado de perturbación y de degradación existente en el parterre que tendrá a bien acoger el Parque del V Centenario. A continuación exponemos los resultados obtenidos “de visu” en el momento del estudio en el lugar anteriormente citado.

El solar se ha convertido en una escombrera en la cual podemos observar los restos de la fiesta pirotécnica que pusieron fin a la pasada Feria y Fiestas de Nuestra Señora de Consolación. Junto a los escombros aparece un herbazal que propicia sin duda alguna la aparición de focos infecciosos o de animales indeseables tales como ratas o cucarachas, portando con ellas las consabidas enfermedades a las que dan paso si el contacto con el ser humano se prolonga en el tiempo, tales como la lepra (Mycobacterium leprae), la disentería (Shigella alkalescens) o incluso diarrea infantil (Shigella paradysenteriae).

El herbazal en concreto lo componen (obviando la extensa área de naranjal de la que más tarde hablaremos) malas hierbas como son Heliotropium europaeum, Ecballium elaterium o restos de Torilis nodosa y de innumerables Gramíneas (entre la que destaca la presencia de Piptatherum miliaceum, la cual se adapta muy bien al clima sevillano haciendo de la misma una planta que florece casi durante todo el año), cuyos granos sin duda son el atrayente “per se” perfecto para ratas.

En cuanto al estado de los naranjos, es penoso ver como tan extenso terreno presenta un estado deplorable de los ejemplares existentes en el solar citado. Naranjos que evidencian enfermedades, de copas desprovistas de hojas y hojas carcomidas por pulgones y en múltiples casos llenas de melaza (sustancia pegajosa que delata la presencia de pulgones en el naranjal), así como la presencia de árboles totalmente secos y desprovistos de cualquier rama o tono verde que evidenciase la más mínima presencia de follaje.

Cabe también destacar que algunos árboles no es que estén enfermos por el ataque de “pests” (animales causantes de plagas en los vegetales), sino que sus hojas en algunos casos evidencian haber estado expuestos a la pólvora resultante de la quema de la misma como consecuencia de la celebración de los citados fuegos de artificio en el enclave que ha sido objeto de estudio.









De la Creación del Parque

A expensas de lo expuesto anteriormente, la creación del Parque del V Centenario debe dar solución principalmente a dos necesidades de la ciudadanía:

· Ser un lugar de ocio y esparcimiento para el ciudadano que buscará en dicho enclave disfrutar de la naturaleza en el núcleo urbano.

· Estar acondicionado con la vegetación propia de la zona y no utilizando para la elaboración del mismo especies exóticas o no aclimatadas al clima mediterráneo propio de esta localidad.


Suponemos el primer punto de obligado cumplimiento siguiendo la idea que subyace detrás de la creación de cualquier parque, pero el segundo no es tan obvio.

Así pues, y conforme a lo expuesto en el segundo punto se desaconseja en la creación del mismo la utilización de plantas no autóctonas en la zona conforme a lo que hemos podido ver en otros parques de reciente inauguración, como son el uso en los mismos de palmeras (Phoenix spp) o de Yucca elephantipes conjuntamente con ejemplares de Lavandula stoechas; a pesar de ser las primeras plantas mencionadas, individuos adaptados al clima mediterráneo, pero no son propias de la zona fitogeográfica en la que nos movemos.

Para la correcta realización del parque se recomiendan utilizar plantas que den sombra y a la vez cumplan el requisito anteriormente mencionado en la medida de lo posible. Así pues, se desaconseja la utilización de olivos (Olea europaea) para dar sombra y si como ornamental en ciertos puntos del mismo, pudiendo colocar para dar sombra ejemplares de olmo (Ulmus minor) conjuntamente con matorral bajo como podría ser la jara (Cistus spp).






Asamblea Local de IULV-CA Utrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario