lunes, 8 de febrero de 2010

Izquierda Unida, visita la barriada El Tinte

La Asamblea Local de Izquierda Unida, en el marco de su campaña “IUtrera con tu Barrio”, campaña encaminada a conocer de primera mano las exigencias de los vecinos y sus quejas ante la pasividad de los órganos de gobierno locales visitó la pasada semana a la Barriada de “El Tinte”.

En ella, el Coordinador Local, Carlos Guirao junto a miembros de la Asamblea Local de lU pudieron comprobar cómo los vecinos demandaban un adecuado acondicionamiento de las zonas verdes y ajardinadas por parte del Ayuntamiento, ya que el acondicionamiento de estas zonas es un gasto que sufragan de su bolsillo. Así, para poder disfrutar de unos jardines limpios y debidamente acondicionados, deben pagar a un jardinero que realice tal labor, cuando no la hacen los propios convecinos directamente por falta de recursos económicos. De manera reiterada los vecinos manifestaban su malestar por la pasividad mostrada por los órganos de gobierno al no acudir a solucionar el problema de una buena parte del arbolado urbano que está en serio peligro de caer sobre los edificios, ya que los pretéritos días de lluvia y viento que ha venido sufriendo la localidad les han hecho combarse, lo que supone un grave peligro para la seguridad de los vecinos que allí habitan. A remolque de los expuesto anteriormente y como falta de un adecuado acondicionamiento de los parterres que hacen las funciones de zonas ajardinadas los vecinos afirmaban que ya habían comenzado a aparecer ratas y otros animales indeseables por la zona, convirtiendo a dicha zona en un potencial foco infeccioso.

Otro grave problema que no encuentra solución es que los vecinos a menudo no disponen de alumbrado público, exigiendo por ello una nueva instalación que permita disfrutar del alumbrado, pues según manifestaciones de los propios vecinos, por la noche se hace impracticable caminar por las calles del barrio. Si a esto le sumamos que las aceras se encuentran en muchos tramos levantadas y agrietadas, tenemos a unos convecinos que tienen que hacer auténticos juegos malabares para poder transitar por el barrio y salir indemnes en el intento.

No es menos problema el tema de la inseguridad que viven los vecinos en el barrio, puesto que a pesar de las repetidas llamadas a la Policía para solventar ciertos conatos conflictivos entre jóvenes que molestaban a los vecinos y los propios vecinos, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado hicieron caso omiso a la petición que les trasladaban los convecinos.

Al preguntar los miembros de IU para conocer de primera manos las preocupaciones de los mayores del lugar, éstos nos pedían una parada de autobús cercana a la zona del barrio más distal al campo de fútbol, puesto que es todo un esfuerzo titánico para estas personas el tener que marchar hasta la parada del C.H.A.R.E para poder coger el autobús urbano, máxime siendo un servicio público cuyo montante cuesta a los ciudadanos 300.000 € anuales y del que se esperan mejores servicios y recorridos.

Al hilo de la circulación del tráfico rodado, en la zona, los vecinos denunciaban que ciertas señales se habían caído sin que nadie por parte del Ayuntamiento hubiese ido a restituirlas, con el caos que supone para el conductor ignorar la legalidad o no de sus actuaciones al volante en una zona que no está señalizada por el deterioro de las señales de tráfico que allí residían. También denunciaban estos vecinos la falta de badenes, sobre todo en la zona de la barriada que queda perpendicular a la Avenida de Los Palacios, dado que la velocidad con la que transitan por la zona los vehículos es desmesurada y ha provocado algunos sustos a los vecinos.

El tema del que más quejas nos mostraron los convecinos de la Barriada “El Tinte” es del uso inadecuado que se le está dando al local de la Asociación de Vecinos, convertida más en una peña cultural según las declaraciones de los propios vecinos, que en una Asociación que vele por los derechos y la solución de los problemas vecinales.

Por último, desde IU se le exige al Ayuntamiento la inversión en programas de Desarrollo Social y de Escuelas Talleres de Empleo que satisfagan las necesidades de un barrio eminentemente obrero con el que la crisis se ha cebado sobremanera y en el que las tasas de desempleo son abrumadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario