miércoles, 16 de octubre de 2013

IU denuncia la despreocupación del gobierno local por el pueblo de Utrera.



No son ya pocos plenos  en los que nuestro concejal  Carlos Guirao ha tomado uso de la palabra durante los ruegos y preguntas para hacer llegar a la coalición de gobierno local las inquietudes y demandas de utreranos y utreranas que nos acercan con preocupación por la gestión de los diversos servicios públicos y las competencias del Ayuntamiento, así como por la indignación y falta de explicaciones en temas más opacos y oscuros como pueden ser el desmantelamiento de Produsa o la imputación y la incompatibilidad de ciertas retribuciones conservadas de forma ilícita. 


¿Ha llegado a obtenerse cualquier aclaración en siquiera uno de los casos? ¿Nos ha esclarecido el gobierno la más mínima de nuestras dudas, hecho llegar al pueblo algún argumento veraz, o atendido el más pequeño de nuestros ruegos? En la asamblea de Izquierda Unida de Utrera podemos hacer balance de la actuación de PA-PP con respecto a estas preguntas y responderlas con un no rotundo.

Sin ir mas lejos, el pasado mes de septiembre hemos asistido al cierre, y posterior inoperancia tras su apertura, de la delegación de Servicios Sociales, hecho sin precedente alguno en la historia de Utrera y manifestándose así como muestra y síntoma de la deficiente gestión a la que se está viendo sometida nuestro pueblo. Así mismo, ésta nefasta negligencia pone de por sí en evidencia a los ojos de todos los habitantes de nuestro pueblo la condición que entrañan las manos que tejen la coalición que nos gobierna.    
Desde Izquierda Unida, en el pasado pleno de octubre, se ha hecho llegar a nuestro alcalde la preocupación de nuestr@s ciudadan@s  por conocer los motivos de tal decisión. ¿Falta de personal?¿Desmotivación?¿Es la falta de ganas, una absoluta incompetencia o es que realmente no les importa? Según Francisco Jimenez, o tal vez desde su ironía, se trata de un hecho sin importancia y pasajero que no tiene repercusión alguna, pasándo así página tranquilamente y vertiendo un jarro de agua fría sobre todos los valores por los que luchamos día a día. 

No quedando ahí la cosa, nuestro alcalde elude responsabilidades sobre el tema alegando que hacen cosas bien y nos lo recrimina mostrando una indignación que nos hace pensar que cree que nuestro trabajo consiste en ponerle medallas, cosa que desde aquí aprovechamos para recordarle que no es así, y que seguiremos luchando y protegiendo los intereses generales de nuestro pueblo y haciendo de Utrera el lugar que todos merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario