lunes, 9 de mayo de 2016

EL CONCEJAL DE IU EN UTRERA, CARLOS GUIRAO, A JUICIO POR UNA PROTESTA VECINAL DE 2.013

Después de proceder a la demolición y desarticulación del “Estado del Bienestar” en nuestro país, con recortes en servicios elementales para la ciudadanía como sanidad, educación o políticas sociales, el gobierno de Mariano Rajoy se dedicó a reprimir con extremada dureza la respuesta de los afectados que se atrevieron a defender los intereses de la mayoría social de este país. En este caso ademas, la denuncia fue auspiciada por el PA, quien reconoció haber llamado a la guardia civil pidiendo a esta que disolviera inmediatamente la protesta ciudadana. Una nueva muestra mas de los compartimentos caciquiles y totalitarios de una alcalde, Francisco Jimenez y un partido, que afortunadamente, ya los ciudadanos se encargaron de mandar a casa el pasado mayo de 2015.

Lamentablemente hoy y como consecuencia de la política represiva sufrida por varios militantes de IU, se vuelve a escribir otro ominoso capítulo de atentado contra la libertad de manifestación en nuestro país. En este caso, es el concejal de IU en Utrera, Carlos Guirao, quien tendrá que sentarse el proximo miercoles 11 delante de un Juez para defenderse de la denuncia interpuesta por la Delegación del Gobierno en 2013 por una concentración en las puertas del Ayuntamiento de Utrera en la que un grupo de vecinos de Utrera, le pedían al Gobierno Local, entonces compuesto por PA-PP, que no cerraran los servicios sociales y que pusieran en marcha políticas de empleo y ayuda social.

Como ya se defendió en las numerosas alegaciones y recurso presentados a la sanción, la concentración se desarrollo de manera pacifica y fue ademas disuelta, una vez los agentes de la guardia civil así lo solicitaron. Entre los numerosos vecinos allí congregados se encontraba, como no podía ser de otra forma, el concejal de Izquierda Unida en Utrera Carlos Guirao, así como otros afiliados mas de la formación política, en una muestra de solidaridad para con los vecinos que llevaron a cabo la protesta.

Lamentablemente no es el primer caso de un compañero que se tiene que enfrentar a la Justicia por defender las causas más justas, la de los hombres y mujeres de a pie, la de quienes reivindican unos servicios públicos universales y de calidad para los españoles. Así, mientras unos desfilan por los juzgados nacionales por diferentes causas de corrupción, por haber defraudado a Hacienda o haber hecho malversación del erario, los militantes y miembros de Izquierda Unida, al igual que otros muchos compañeros sindicalistas, se enfrentan a la Justicia por defender las luchas de la clase obrera y oponerse asimismo frontalmente a los recortes y políticas que ahogan al pueblo en la pobreza y en la ausencia de un futuro digno.

Atendiendo al injusto ordenamiento jurídico, el compañero de Izquierda Unida Carlos Guirao puede verse sancionado en virtud de la Ley Orgánica 1/1.992 sobre protección de la seguridad ciudadana, la cual tipifica este tipo de actos como “infracción administrativa grave”. Y es que en este país sale mucho más caro defender la voz de los sin voz, que robar a manos llenas, tal y como se desprende de las intenciones que animan la Ley de Seguridad Ciudadana y la actual reforma del Código Penal, las cuales conforman a todas luces un paquete legislativo claramente anticonstitucional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario