martes, 15 de enero de 2019

Ley de memoria


IU UTRERA CONSIDERA QUE EL NUEVO GOBIERNO ANDALUZ ARROJARÁ PALADAS DE RENCOR SOBRE LAS VÍCTIMAS DE LA DICTADURA FRANQUISTA.




Andalucía dejará de contar con una Ley que haga prevalecer la verdad, la justicia y la reparación de la memoria de las más de 50.000 víctimas del franquismo repartidas por las casi 700 fosas comunes que se conocen en nuestra autonomía.

El gobierno tripartito de PP-C's-Vox evidencia, bajo el disfemismo de su “ley de la concordia”, lo que era un secreto a voces: no están interesados reconocer a las víctimas de la dictadura franquista, negando asimismo a sus familiares la posibilidad de localizar dónde descansan sus restos. Con esta idea apuntalan su máxima, la imposición de un pensamiento uniforme basado en el nacional-patrioterismo y la exaltación de la mal llamada Transición. Un claro ejemplo de cuán necesaria es mantener viva la “Ley de Memoria Histórica” se resume en el hecho de que aún no se han restituido los honores de muchos insignes profesores universitarios o investigadores, pues aunque sí se haya hecho recientemente justicia con el físico canario Blas Cabrera, el franquismo vació las universidades hasta el punto de que de los 580 catedráticos con que contaba nuestro país en 1936, 20 fueron asesinados y otros 195 debieron exiliarse. No les interesa que se conozca la verdad, que se haga justicia, ni se reparen las atrocidades cometidas contra ellos.



La Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía asume como un deber del Estado la apertura de fosas comunes y la recuperación de los desaparecidos forzados. La propia tramitación de la Ley vivió una situación sin precedentes, cuando parlamentarios de todos los partidos representados en el parlamento de Andalucía visitaron los trabajos realizados en la fosa común de Puerto Real (Cádiz). Este hecho evidencia que a C's y a PP la memoria democrática poco les importa y lo único que pretendían eran no quedar señalados. Desde Izquierda Unida Utrera, recordamos que ser el segundo país del mundo (sólo superados por Camboya) con más fosas comunes también es marca España, dado que de las 2382 fosas que se conocen, sólo se han abierto hasta la fecha poco más de 410.

El cambio político en Andalucía no puede producirse a costa de las víctimas del franquismo y los desaparecidos forzados, imponiendo a los familiares y las víctimas de la dictadura la doble condena de no sólo ser vilmente asesinados por defender los valores democráticos legítimamente refrendados con la proclamación de la II República, sino además, enterrando su memoria para siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario